BRASIL

La caña de azúcar pierde espacio en los campos de soja y maíz

Afectada por la fusión del petróleo, que hundió los precios del etanol, la caña de azúcar ya no se considera una cosecha tan atractiva en los campos de Brasil.

19 May 2020

El cultivo de la caña de azúcar sufrió un duro golpe con la pandemia de coronavirus. Reinando en los últimos años en los cultivos en el interior de São Paulo, la caña de azúcar comenzó a perder espacio para los granos: soja, maíz e incluso maní. Afectada por la fusión del petróleo, que hundió los precios del etanol, la caña de azúcar ya no se considera una cosecha tan atractiva.

Asustado por la crisis del petróleo, que bajó los precios del etanol, Fernando Escaroupa, de 34 años, decidió reducir su exposición a la caña de azúcar. Con un área plantada de 535 hectáreas, ya ha asignado 60 hectáreas para la renovación de cultivos y decidió plantar soja, una práctica cada vez más común en el sector.

Pero Escaroupa no se detuvo allí. Un área degradada de sus tierras, que se encuentra en la región de Jaboticabal (en el interior de São Paulo), también estará preparada para la siembra de soja, agregando hasta 120 hectáreas para el cultivo de granos solamente.

"Estoy intercambiando lo incierto por lo correcto", dijo Escaroupa, quien ve una mejor rentabilidad para la semilla oleaginosa que se cosechará a principios del próximo año. Según él, hay otros agricultores que pueden seguir el mismo camino. Desde el comienzo de la pandemia, el precio del petróleo ha caído un 40%, a menos de $ 30 por barril. Esto redujo el precio de la gasolina, que, en consecuencia, afecta directamente al etanol.

A 200 kilómetros de Jaboticabal se encuentra la granja Ueslei Cavatão, también productora tradicional de caña de azúcar. En Nipoã, en la región de Monte Aprazível, invierte en caña de azúcar y soja, pero en los últimos siete años ha comenzado a revisar sus estrategias. Ubicado en una región donde los ingenios azucareros y de alcohol se encuentran en una situación financiera delicada, Cavatão también se quitó el pie de la caña para apostar más por los granos.

"Ya tenía 500 hectáreas con caña de azúcar. Hoy hay 300 hectáreas para el cultivo y 400 para la soja", dijo. La familia Cavatão era un productor tradicional de naranja, pero vio el auge de la caña de azúcar como una oportunidad para crecer. Sin embargo, en los últimos años, el sector del azúcar y el alcohol ha comenzado a mostrar signos de enfriamiento. Con la solicitud de reorganización judicial de Usina Moreno el año pasado, la señal amarilla golpeó a la familia Cavatão.

"No es posible depender simplemente de una empresa. Pero no es posible cortar toda la caña y solo producir soja. Estamos avanzando en la renovación de cultivos y en áreas degradadas", dijo. Según él, una buena parte de la siembra de soja en su granja que aún no se ha plantado ya se ha vendido en el extranjero.

Grano

También decepcionado con la caída de los precios del petróleo, Juliano Goulart Maset, de la región occidental del estado, comenzó a plantar maní. "Los precios del maní en el mercado internacional son atractivos. Los productores de São Paulo están vendiendo todo a países como Rusia y Arabia Saudita. No habrá una fiesta de junio aquí".

Para José Carlos Hausknecht, socio de MB Agro, hay un movimiento continuo para cambiar la plantación, pero no es posible que el productor de caña tome una decisión más radical y corte todos los campos de caña. "La caña de azúcar es un cultivo perenne cuyo ciclo dura cinco o seis años. Cada receta está comprometida. Las áreas que serán cedidas en este primer momento son áreas degradadas".

Hasta febrero, el sector de la caña de azúcar experimentó uno de los mejores resultados en los últimos años. El precio del azúcar fue de alrededor de 15 centavos por libra, en comparación con 12 centavos en el mismo período del año pasado. Ahora, son alrededor de 10 centavos. Como resultado, la mayoría de los ingenios ya habían vendido azúcar para exportación. La demanda de etanol fue constante. "Desde marzo, el mercado ha dado un giro absurdo", dijo Hausknecht.

En una situación más delicada se encuentran los productores que suministran materia prima para plantas de azúcar y alcohol bajo recuperación judicial y corren el peligro de no poder pagar sus deudas.

En la región Centro-Sur (Centro-Oeste, Sudeste y Sur), que concentra la mayor parte de la producción del país, con 350 plantas, la situación es aún más complicada para aquellos que solo tienen destilerías. De las 267 unidades productoras, 80 solo producen etanol.

En Brasil, hay 104 unidades de producción en recuperación judicial, de las cuales 81 en el Centro-Sur, según la Unión de la Industria de la Caña de Azúcar (Unica). Desde 2005, se han cerrado 95 plantas en la región. Con las incertidumbres causadas por la pandemia, una buena parte de las empresas que ya están en dificultades financieras van por el mismo camino.

Si la demanda de etanol no se mantiene estable después de la pandemia, muchos productores tendrán que reducir la siembra de caña de azúcar y cambiar la configuración geográfica de los cultivos. A principios de la década de 2000, cuando el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva estimuló el etanol como combustible, los productores y aventureros de caña tradicionales avanzaron al Medio Oeste para plantar caña en los campos de soja. Ahora, es la soja la que pide un boleto para reinar solo y ganar espacio en tierras de cultura rival.

Fuente: BrasilAgro

Más de BRASIL
Las exportaciones de soja de Brasil deberían caer a 10,8 millones de toneladas en junio
BRASIL

Las exportaciones de soja de Brasil deberían caer a 10,8 millones de toneladas en junio

Se espera que las exportaciones brasileñas de soja disminuyan 22.3% en junio en comparación con mayo, a 10.8 millones de toneladas, estimó la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales (Anec).
Las exportaciones de soja, petróleo y azúcar se disparan en mayo con el apoyo de China
BRASIL

Las exportaciones de soja, petróleo y azúcar se disparan en mayo con el apoyo de China

Las exportaciones brasileñas de soja, azúcar, café y petróleo se dispararon en mayo en comparación con el mismo período del año pasado.
La agricultura es el único sector con un balance positivo
BRASIL

La agricultura es el único sector con un balance positivo

A pesar de la pandemia, Brasil generó 1.773 empleos en los sectores de agricultura, ganadería, producción forestal, pesca y acuicultura el mes pasado.
Pandemia: los inventarios de trigo en Brasil caen a mínimos
BRASIL

Pandemia: los inventarios de trigo en Brasil caen a mínimos

Brasil está comenzando a plantar su trigo 2020 y la producción del año pasado fue baja por heladas y sequías que causaron pérdidas de cosechas en algunas regiones.
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
AGRITOTAL desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"