Covid-19

La agricultura israelí es de un interés existencial

La salud pública depende no solo de la calidad de los servicios médicos sino también de la disponibilidad y calidad de los alimentos, lo que hace que sea vital para el estado mantener el nivel más alto posible de autosuficiencia agrícola.

21 Abr 2020

La crisis del coronavirus subraya la importancia de la agricultura como un activo nacional vital. La salud pública depende no solo de la calidad de los servicios médicos sino también de la disponibilidad y calidad de los alimentos, lo que hace que sea vital para el estado mantener el nivel más alto posible de autosuficiencia agrícola.

Hasta el advenimiento de la pandemia de coronavirus, los habitantes de muchas de las grandes ciudades del mundo no sentían ninguna dependencia de los agricultores locales de sus países. Todas las mañanas, camiones cargados con vegetales cultivados en invernaderos mexicanos ingresaban a Nueva York. Todas las noches, un avión lleno de verduras turcas volaba a Berlín para ser vendido en los mercados por la mañana.

La comercialización de productos agrícolas israelíes, como la de todos los demás productos de consumo, se ha separado de la producción nacional. Incluso en pleno invierno, las uvas sudafricanas están disponibles en las tiendas de comestibles en Tel Aviv. En esa metrópoli, prácticamente todo interés en el destino de los agricultores del país ha cesado por completo.

¿Cómo pasó esto? El Tesoro y el Ministerio de Agricultura estaban unidos en su creencia de que, por razones económicas, el mercado agrícola israelí debería abrirse a la competencia mundial. Cuando permitieron que pescados chinos importados inundaran el mercado antes de cada día festivo, afectaron severamente a la industria pesquera israelí, pero explicaron que esto era necesario para reducir el costo de vida. Mantuvieron este argumento a pesar del destino de las fábricas textiles israelíes, que se vieron gravemente afectadas por las importaciones baratas de China.

Frente a estas medidas, la agricultura israelí esencialmente se ha paralizado. Los agricultores del país tienen dificultades para sobrevivir y las granjas se están cerrando.

Con el advenimiento de la crisis del coronavirus, se ha creado una oportunidad para redefinir los supuestos básicos de la actitud del estado hacia la agricultura como un activo nacional vital. A medida que la interrupción del mercado global obliga a cada país a concentrarse en satisfacer sus propias necesidades, se hace cada vez más claro que los estados deben ser capaces de producir independientemente los alimentos necesarios; de hecho, esto no es menos que una necesidad existencial.

La salud pública depende no solo de la calidad de los servicios médicos sino también de la disponibilidad y calidad de los alimentos. Obviamente, es más fácil para el estado garantizar la distribución y monitorear los estándares adecuados cuando el proceso de producción de alimentos es local.

Más allá de eso, debemos recordar que incluso en la era digital, el alma humana necesita un espacio abierto, que desde los albores de la historia humana ha incluido no solo la naturaleza intacta sino también el paisaje agrícola. El equilibrio ecológico entre la ciudad y la aldea define la singularidad cultural de la ciudad y la conecta con el campo que la sustenta.

En lo que respecta a Israel, también vale la pena recordar que, mientras estaban en el exilio, los judíos se centraron en el comercio y las actividades de cuello blanco, dejando el trabajo agrícola a otros. Cuando regresaron a su tierra ancestral, restablecieron su conexión con la agricultura. Hace aproximadamente un siglo, el prominente pensador del movimiento laborista D. Gordon dijo: "Si no trabajamos la tierra con nuestras manos ... La tierra no será nuestra y no estaremos con la tierra. Seremos extranjeros aquí, como en la diáspora.

Es hora de volver a lo básico. La agricultura local es un interés existencial.

El general (retirado) Gershon Hacohen es investigador principal en el Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos. Sirvió en las Fuerzas de Defensa de Isarel (FDI) durante 42 años. Comandó tropas en batallas contra Egipto y Siria. Previamente, fue comandante de Cuerpo y de Colegios Militares.

Fuente: BESA - Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos

Foto : DaphnaAM Pixabay

Más de Latinoamerica
"El Gobierno nos dijo que seguirá en la mesa negociadora del Mercosur"
Economía

"El Gobierno nos dijo que seguirá en la mesa negociadora del Mercosur"

Gustavo Idígoras, Pte, de CIARA-CEC afirmó que desde Cancillería les aclararon que el rechazo a las negociaciones con Corea del Sur se debe a una decisión táctica"para presionar a que ese país incluya los temas agrícolas en el acuerdo a tratar.
Brasil: recortan la estimación de producción de soja
Internacionales

Brasil: recortan la estimación de producción de soja

Las pérdidas registradas en el Sur hacen que se reduzca el pronóstico para la cosecha brasileña.
Cuestionan apuro por firmar nuevos tratados en el Mercosur
Economia y Politica

Cuestionan apuro por firmar nuevos tratados en el Mercosur

La Asociación de Importadores y Exportadores de la República Argentina lo consideró un inconveniente, en particular , con países de fuerte potencial exportador o elevados niveles de desarrollo",
Desarrollan en Francia el primer test que mide el grado de inmunidad a la COVID-19
Covid-19

Desarrollan en Francia el primer test que mide el grado de inmunidad a la COVID-19

A diferencia de otras pruebas serológicas, el test del laboratorio Pasteur-TheraVectys proporciona información sobre la eficacia de los anticuerpos producidos por una persona que haya contraído la COVID-19. Se espera el visto bueno de las autoridades.

Suscríbase para recibir notificaciones importantes
AGRITOTAL desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"