Economía

"El Gobierno nos dijo que seguirá en la mesa negociadora del Mercosur"

Gustavo Idígoras, Pte, de CIARA-CEC afirmó que desde Cancillería les aclararon que el rechazo a las negociaciones con Corea del Sur se debe a una decisión táctica"para presionar a que ese país incluya los temas agrícolas en el acuerdo a tratar.

4 May 2020

El presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y del Centro Exportador de Cereales (CEC), Gustavo Idígoras, aseguró en una entrevista con Tranquera que desde el Gobierno negaron que haya una "decisión política" de la Argentina de abandonar las negociaciones comerciales que el Mercosur entabló con otros países, sino que más bien obedece a una estrategia para que Corea del Sur acepte el ingreso de productos agrícolas.

Durante una reunión virtual, el canciller Felipe Solá y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, les aseguraron a los empresarios que no se suspendería la participación de Argentina en la mesa de negociación del bloque regional con otros países como Singapur, India y Canadá. Sino que se trató de una "decisión táctica", que tuvo una forma de comunicación errónea. "Corea no quiere discutir el acceso de productos agrícolas. Mientras que, sobre todo Brasil y Paraguay, habían pedido la semana pasada arribar a un pronto avance en el acuerdo, más allá de que no se incluya ese tema. Inicialmente se entendió como una decisión política de Argentina, por eso salió así en todos los medios, pero después cuando fue explicada por los funcionarios lo entendimos más bien como una táctica para generar una presión adicional en la negociación puntual con Corea. Pero Argentina continuará en la mesa del Mercosur para el resto de la agenda negociadora. Al menos eso fue lo que nos transmitieron", aseveró.

"ARGENTINA CONTINUARÁ EN LA MESA DEL MERCOSUR PARA EL RESTO DE LA AGENDA NEGOCIADORA"

Asimismo, el empresario remarcó que 20 cámaras de la agroindustria pidieron al Ejecutivo nacional que siga trabajando junto al resto del Mercosur tratando de lograr acceso efectivo a otros mercados, incluyendo acuerdos y medidas sanitarias y fitosanitarias que son cruciales a tratar.

Acuerdo UE-Mercosur

Consultado por otro tema de gran relevancia para el comercio exterior, como lo es el acuerdo Unión Europea-Mercosur, Idígoras consideró que el Gobierno ha mostrado voluntad de avanzar.

"El año pasado, durante la presidencia de Mauricio Macri, se cerró el acuerdo en términos técnicos, de negociación. Mientras que ahora se encuentra en un proceso muy complejo de revisión legal, que es escribirlo al convenio. Son más de 500 páginas en las que se debe ser muy cuidadoso, que abordan lo que se hará en inversiones, telecomunicaciones, servicios portuarios y bancarios. Son 9990 ítems, sobre mercancías a intercambiarse, donde hay que discutir sobre cupos y aranceles. Este proceso finalizará a mitad de año, estimamos que en julio. Argentina oficializó que va a estar participando de manera activa. De hecho, la Comisión Europea agradeció que nuestro país continúe en esta revisión legal para escribir el acuerdo. El año que viene entrarían los textos en debate parlamentario en todos los países del Mercosur", detalló.

Retenciones y precios internacionales

Durante la nota con Tranquera, Idígoras también se refirió a otros temas que preocupan a la cadena agroindustrial. Sin duda, uno de ellos, es el aumento de los derechos de exportación, que llegan a niveles del 33% para los que produzcan más de 1000 toneladas, al poroto de soja y sus derivados. "Somos el primer exportador mundial de aceite y harina de soja, con lo cual es un punto crítico, porque tenemos una alta carga tributaria en el complejo sojero. Algunos estudios recientes, hechos por FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina), muestran que la carga tributaria al complejo sojero en Argentina llega alrededor del 60% y es la más alta del mundo en términos comparativos".

"TENEMOS UNA ALTA CARGA TRIBUTARIA EN EL COMPLEJO SOJERO"

Esa carga tributaria, explica el dirigente, va en detrimento de la producción sojera, que este año cayó 5 millones de toneladas respecto a lo que estaba previsto. "Eso significa un golpe muy fuerte para el país en materia de ingreso de divisas", resaltó.

Asimismo, consideró insuficiente la baja escalonada de retenciones que el Gobierno planteó a los agricultores con menor volumen de producción. "Sobre el total de la producción argentina, que en la última campaña fueron 50 millones de toneladas, estamos hablando de que se compensaría a 10 millones. Así que tampoco habría un estímulo significativo al momento de que el Gobierno implemente las compensaciones".

"En términos de cantidad de productores sí abarcarían a la mayoría, pero no así en superficie", explicó.

A esto también se suma la baja en los precios internacionales de la soja a partir de la expansión del Covid-19, que cayó de valores de 360 a entre 310 y 320 dólares por tonelada, debido al golpe que sufrió la industria del biodiesel por la baja del petróleo.

Lo mismo ocurre con el precio del maíz, que pasó de un escenario de entre 170 y 185 dólares por tonelada, a los 130, ya que la crisis del crudo repercutió en el mercado del bioetanol. "Eso ha hecho que EEUU, el gran exportador y productor mundial de maíz, que tiene una fuerte política de bioetanol, haya liberado millones de toneladas al mercado. Por eso no vemos una perspectiva positiva para la próxima campaña a los efectos de tener un precio competitivo", señaló.

No obstante, Idígoras hizo un análisis más positivo respecto al trigo. "Tuvo una buena campaña con 19,75 millones de toneladas. Cuenta con una previsión de siembra bastante interesante y buen precio internacional. Creemos que Argentina debería seguir apostando a aumentar su superficie y tal vez puedan superarse las 20 millones de toneladas el próximo año".

Mercado interno y relación con el Gobierno

En cuanto a cuestiones que hacen al mercado interno, Idígoras se refirió a las negociaciones que llevan adelante con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, para ajustar los "precios máximos" acorde al aumento de costos que hubo en el último tiempo.

"El 15 de mayo está previsto ver si hay revisión o no, para hacer cambios a partir del 20 (cuando vence la prórroga de los precios máximos). Hemos hecho presentaciones justificando nuestra postura. También hubo una devaluación del peso frente al dólar oficial, con lo cual eso tiene su impacto. Sobre todo porque hay productos de exportación como el aceite de girasol, que representa el 80% del consumo de aceite en Argentina. Entonces, estamos viendo de qué manera se puede avanzar. Por ahora, son bastante reacios en el Gobierno a la hora de admitir ajustes de precios", comentó.

Si bien aclaró que los valores de los alimentos se rigen por el dólar oficial, Idígoras consideró que es importante reducir la "brecha cambiaria" con los tipos de cambio paralelos, para darle "previsibilidad" a los productores a la hora de vender sus granos.

Por otro lado, opinó sobre un comunicado de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), que días atrás sostuvo que los productores "no son especuladores ni devaluadores", luego de algunas acusaciones sobre que el sector retenía la liquidación de divisas para forzar una suba del dólar oficial. "Desde CIARA-CEC, nunca cuestionaremos a los productores. Somos parte de una cadena de valor. El rol de ellos es clave y estratégico, vamos a defenderlos siempre. Por eso insisto en que debemos trabajar en ampliar la superficie de siembra de soja y en que el Gobierno tiene que bajar la carga impositiva".

En ese sentido, de cara al futuro, evaluó que es "muy importante" que el Ejecutivo nacional "trabaje lo antes posible" en la definición de una política de reactivación económica y exportadora. "Creemos que Argentina necesita hacer crecer el volumen y el valor de sus exportaciones. Hay que buscar salidas rápidas del aislamiento social obligatorio, que está generando enormes problemas económicos. Argentina va a tener una fuerte caída del PBI y necesita una salida más vinculada con su comercio exterior. La agroindustria puede tener un rol muy activo en ese camino. Estamos en el momento justo para empezar a establecer un nuevo plan agroindustrial basado en la exportación", concluyó.

Por : Juan Ignacio Erreca

Más de Latinoamerica
 La agricultura israelí es de un interés existencial
Covid-19

La agricultura israelí es de un interés existencial

La salud pública depende no solo de la calidad de los servicios médicos sino también de la disponibilidad y calidad de los alimentos, lo que hace que sea vital para el estado mantener el nivel más alto posible de autosuficiencia agrícola.
Brasil: recortan la estimación de producción de soja
Internacionales

Brasil: recortan la estimación de producción de soja

Las pérdidas registradas en el Sur hacen que se reduzca el pronóstico para la cosecha brasileña.
Cuestionan apuro por firmar nuevos tratados en el Mercosur
Economia y Politica

Cuestionan apuro por firmar nuevos tratados en el Mercosur

La Asociación de Importadores y Exportadores de la República Argentina lo consideró un inconveniente, en particular , con países de fuerte potencial exportador o elevados niveles de desarrollo",
Desarrollan en Francia el primer test que mide el grado de inmunidad a la COVID-19
Covid-19

Desarrollan en Francia el primer test que mide el grado de inmunidad a la COVID-19

A diferencia de otras pruebas serológicas, el test del laboratorio Pasteur-TheraVectys proporciona información sobre la eficacia de los anticuerpos producidos por una persona que haya contraído la COVID-19. Se espera el visto bueno de las autoridades.

Suscríbase para recibir notificaciones importantes
AGRITOTAL desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"