Economías Regionales

Caña de azúcar : Evalúan efectos de los sistemas de manejo

27 Ago 2016

Los suelos con historial de monocultivo de caña de azúcar presentan una estructura pobre y alta densidad aparente, producto de las labranzas durante la época de cultivo y la compactación causada por el tránsito pesado e intensivo en la cosecha. Estos efectos sobre las propiedades físicas del suelo son acumulativos, por lo que los brotes de las "socas" más viejas son los más susceptibles a reducir su rendimiento.

Ante este escenario, investigadores del Laboratorio de Terramecánica e Implantación de Cultivos del Instituto de Ingeniería Rural del Centro de Investigaciones Agropecuarias (IIR-CIA) y la Estación Experimental Agropecuaria Famaillá (EEA) del INTA llevan adelante ensayos para evaluar el efecto de distintos sistemas de manejo sobre la densidad aparente del suelo y el rendimiento del cultivo.

Todo ello en la búsqueda de prácticas culturales que maximicen la eficiencia en el uso de la energía, el rendimiento y el resultado económico del cultivo en un marco de sustentabilidad.

El trabajo se inició en el año 2013, con la prueba de dos sistemas de cultivo: labranza convencional (LC) y labranza en franjas (LF), en suelos del INTA Famaillá con un prolongado historial de monocultivo de caña de azúcar y un antecesor de rastrojo de soja.

En el caso de la LC, la implantación del cultivo se realizó con una pasada de rastra excéntrica sobre el rastrojo de soja, dos pasadas de subsolador, una segunda labranza con rastra excéntrica, surcado y plantación.

En la LF, sólo se efectuó una labranza profunda en los sitios donde luego se conformaron los surcos para ser colocada la "caña semilla".

Estos tratamientos se llevaron adelante con un prototipo diseñado y desarrollado en el Laboratorio de Terramecánica e Implantación de Cultivos del CIA, que permite mantener las trochas (sitios de tránsito) sin disturbar durante todo el ciclo del cultivo. En los dos sistemas, luego de la implantación, las tareas se condujeron de manera tradicional y se utilizaron iguales tipos y dosis de fertilizantes, evitándose la quema del rastrojo. En ambos casos se mantuvieron sitios de clausura sin alterar en el área experimental, como testigos.

En el año 2014, se sumaron subtratamientos a partir de aplicar dos métodos distintos de cosecha: Cosecha Convencional (CC) y Cosecha Mecánica Reducida (CR).

Para la convencional, se empleó una máquina comercial con un peso aproximado de 12.000 kg, utilizando tractores y carros para el transporte de la caña y permitiendo el tránsito de camiones dentro de las parcelas. La CR se efectuó con la "Cañera INTA", una cosechadora de tracción libre con un peso de 2.500 kg. Para el acopio, se utilizaron los mismos tractores y carros que en la CC, pero no se permitió el tránsito de camiones dentro de las parcelas.

Conclusiones

A partir de la evaluación de la densidad aparente, el número y peso de los tallos y el rendimiento, estos primeros ensayos mostraron que las mayores cargas ejercidas sobre el suelo en el transcurso de la cosecha convencional incrementaron sustancialmente la densidad aparente promedio del horizonte superficial. También, que un solo ciclo de cosecha convencional fue suficiente para equiparar la densidad aparente de los sitios laboreados con aquellos sin disturbar. Por último, la alteración generada en la condición del suelo por las diferentes formas de manejo aún no se manifiesta en variaciones significativas en el rinde del cultivo. 

items relacionados
El precio interno del azúcar aumentó el 100%, según la mesa sectorial
Economía

El precio interno del azúcar aumentó el 100%, según la mesa sectorial

El derrumbe del precio interno había llevado a los productores cañeros a atravesar un estado de crisis y afectar las economías de varios ingenios.