AGROINDUSTRIA

Más mercados y menos impuestos: el girasol debe dar el salto productivo

Referentes de la cadena explican por qué es necesario aumentar negociaciones y proponer políticas que reduzcan impuestos al productor.

24 Jun 2019

 En los últimos tres años, el girasol pasó de 1,2 millones de hectáreas a casi 2 millones. Aunque lejos de aquella superficie que ubicó al país en el podio de los exportadores mundiales, el crecimiento alimenta expectativas. Uno de los principales objetivos que se ha trazado el 7° Congreso Argentino de Girasol que se realizará el 2 de julio en el auditorio UCA de Puerto Madero es analizar y poner sobre la mesa las distintas alternativas para que el girasol continúe por la senda de desarrollo.

En ese sentido, Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y del Centro de Exportadores de Cereales (CEC), enfatiza en que hoy Argentina representa el 7% del total de exportaciones de aceite de girasol. Pero llegó a ocupar el 35%. El comercio y la producción mundial se duplicaron y el país fue desplazado por otros competidores como Ucrania, Rusia o la Unión Europea. "Ahora ya es tiempo de revertir la tendencia y revitalizar la cadena de valor con miras al crecimiento exportador", asegura.

Lee también: Santa Fe vuelve a apostar a las agtech en su llegada a Agroactiva

El otro eje en el que se debe trabajar rápidamente es comercio exterior. La prioridad pasa no solo por abrir nuevos mercados, sino también por desarrollar una fuerte capacidad negociadora que logre reducir los derechos de importación en países clave. Es el caso de la Unión Europea, donde el girasol forma parte de las largas negociaciones para cerrar un acuerdo comercial con el Mercosur. "Tenemos la expectativa de que este año se pueda culminar", se esperanza el presidente del CEC.

Sin embargo, la esperanza se posa sobre La India, que es el mayor comprador a nivel global, llevándose alrededor de un cuarto de las 10 millones de toneladas que se comercializan anualmente en todo el mundo. En ese país, el aceite de girasol está visto como un producto de gran calidad y más sano que otro tipo de aceites. Actualmente depende totalmente de Ucrania, que representa el 95% de sus provisiones. Por eso la llegada de Argentina a ese mercado resulta tan tentadora.

Lee también: Agricultores familiares correntinos eximidos del pago de aranceles

En tanto, a nivel regional, el mercado más interesante para explorar es México. El problema allí radica en el acuerdo NAFTA con Estados Unidos, por los que los productos norteamericanos ingresan sin pagar aranceles. "Por eso está abierta una negociación de libre comercio entre Argentina y México donde uno de los principales temas es el aceite de girasol", apunta. Otros países de la zona con potencial podrían ser Chile, Perú y Colombia, que eventualmente pueden sumarse aunque su mercado es mucho más pequeño en volumen.

Por último, Idígoras plantea que para acceder al mercado internacional hay que prestar especial atención y reducir al máximo los residuos de fitosanitarios que puede presentar el aceite de girasol.

Lee también: El Senasa intensifica la vigilancia para detectar la presencia de langostas

Además, ponen el énfasis en "la ausencia de una política tributaria que aborde de manera integral a la cadena girasolera. Esto es lo que ha generado pérdida de competitividad", dice el ex agregado agrícola de la Argentina ante la Unión Europea y considera que si se pretende volver a crecer, es necesario y fundamental que el sector recupere una política de reintegros de impuestos internos para las exportaciones, que fueron reducidos del 3% al 0,5% por el Gobierno.

"Argentina podría competir perfectamente en precios internacionales, el problema es que estamos exportando impuestos porque no existen este tipo de devoluciones. Se trata de un punto que hay que discutir y tratar de recuperarlo en el próximo año", apunta Idígoras. En ese sentido, destaca la política interna que llevan adelante Ucrania y Rusia, principales productores de girasol, con fuertes incentivos y ayuda directa por parte del Estado.

Una estrategia sugerida por Idígoras es la de declarar al girasol como cultivo de economía regional. De esta forma se podrían lograr estímulos positivos para la producción y algún tipo de fomento en materia de desarrollo tecnológico.

Más de ACTUALIDAD
Cómo minimizar las pérdidas poscosecha de frutas y verduras
ACTUALIDAD

Cómo minimizar las pérdidas poscosecha de frutas y verduras

Desde el uso de plantas injertadas hasta recaudos en la verdulería y el hogar, científicos del CONICET estudian la cadena productiva de los vegetales.
La Mesa de Enlace negocia con el Gobierno el aumento de retenciones
POLÍTICA

La Mesa de Enlace negocia con el Gobierno el aumento de retenciones

De esta manera se posterga el anuncio del aumento y -según se confirmó- no estará incluido en el mensaje del presidente al Congreso el próximo domingo.
Crean una plataforma para buscar trabajadores y empleadores rurales
ACTUALIDAD

Crean una plataforma para buscar trabajadores y empleadores rurales

Grupo Cencerro se lanzó en el mundo de las AgTech con el fin de conectar a aquellos que buscan trabajo con los empleadores. Una propuesta original y gratuita.
Para Acsoja las retenciones "son una medida desesperada"
POLÍTICA

Para Acsoja las retenciones "son una medida desesperada"

La Asociación de la Cadena de la Soja se sumó al rechazo expresado por las entidades del agro, tras la inminente decisión del Gobierno de incrementar las retenciones a la oleaginosa .
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
AGRITOTAL desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"