Internacionales

La Unión Europea mejora la oferta por la carne al Mercosur y siguen negociando

Los europeos dijeron que suben de 70 mil a 99 mil las toneladas anuales. Pero le restan expectativas al acuerdo.

31 Ene 2018
Los cancilleres de Mercosur y los comisarios europeos de Comercio y Agricultura no consiguen destrabar el acuerdo comercial, bloqueado principalmente por el diferendo con la cuota de carne a aranceles reducidos que los europeos aceptarían desde los países de Mercosur.
La primera jornada entre ministros y comisarios de esta ronda de negociaciones se desarrolla, según una fuente de la Comisión Europea, con "conversaciones constructivas hacia el acuerdo comercial". La versión oficial se mantiene optimista.

La parte europea presentó ayer una subida en su oferta para la carne. Los europeos aumentan de 70.000 a 99.000 las toneladas anuales de carne que tendrán aranceles reducidos.
Los países de Mercosur exigen un mínimo de 150.000 toneladas.

La misma fuente explicó a Clarín que la comisaria de Comercio Cecilia Malmström y el de Agricultura Phil Hogan explicarán este miércoles al resto del ejecutivo europeo los avances logrados y que los jefes negociadores se sentarán en Bruselas el viernes para intentar destrabar los últimos obstáculos.

Otra fuente comunitaria contó ayer a este diario que los negociadores europeos rebajaban las expectativas de un principio de acuerdo esta semana y que no esperaban para hoy "resultados espectaculares" porque estas conversaciones las veían como "la continuación de las de diciembre en Buenos Aires".

Bruselas tiene prisa. Malmström dijo la semana pasada en Davos que "la ventana se cerrará pronto" por los comicios presidenciales del próximo octubre en Brasil y las elecciones europeas de mayo de 2019. La jefa de la política comercial europea, que los 28 países del bloque tienen centralizada en Bruselas, añadió que "si perdemos este momento estaremos años y años" en más negociaciones.

El objetivo de las conversaciones de alto nivel de este martes y miércoles entre la comisaria de Comercio, el de Agricultura (Phil Hogan) y los ministros responsables de los cuatro países del Mercosur, es dar un impulso político para que los técnicos comerciales puedan avanzar hacia el acuerdo en los días posteriores.

Los ganadores europeos rechazan la parte agroalimentaria del acuerdo.
El lunes pasearon por Bruselas una lar ga fila de tractores, la mayoría belgas, para hacerse oír. Para la Federación Belga de Granjeros, aceptar las cuotas de carne que están sobre la mesa "sería la muerte para el sector europeo porque ya actualmente el coste de producción es demasiado alta en comparación con el precio de venta. Importar cantidades adicionales de carne sólo reforzará este problema".

La presión de los sectores agrarios y ganaderos europeos se traslada a la política.
Además de las conocidas trabas que estaban poniendo Francia, Irlanda y Polonia, ayer se sumó Bélgica a ese grupo. Su primer ministro, Charles Michel (los tractores pasaron a escasos metros de su oficina), dijo que el apartado agrícola del acuerdo "no es aceptable en su estado actual. Michel escribió al presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker para quejarse y pidió que el asunto se discuta en la próxima cumbre europea.

A pesar de las quejas de esos gobiernos la Comisión Europea acelera. La jefa negociadora europea, Sandra Gallina, dijo la semana pasada en el Parla- mento Europeo que "no hay plan B ni estrategia de abandono, necesitamos acabar estas negociaciones y necesitamos acabarlas ahora". Gallina reconoció a los eurodiputados que necesitaba "un gran apoyo político", precisamente el objetivo de las conversaciones de esta semana.

Malmström acelera y de ahí esa subida de la oferta para la cuota de carne.
A cambio, la comisaria europea pide al Mercosur más fácil acceso para productos lácteos, autos, piezas de autos, servicios marítimos, licitaciones públicas a nivel nacional y regional y un acuerdo completo sobre denominaciones de origen.

La comisaria dijo en el pasado que el acuerdo europeo con Mercosur tiene "tres veces" el valor del firmado con Japón, aunque el japonés-europeo es el mayor acuerdo comercial del planeta en vigor si se tiene en cuenta el tamaño conjunto del PBI europeo y japonés.

Según los datos de la Oficina Europea de Estadísticas, la relación comercial de Mercosur con la Unión Europea sumó 85.000 millones de euros en 2016. 

Idafe Martín 

items relacionados
Carnes: nueva propuesta del Mercosur para destrabar el acuerdo con la UE
Comercio Exterior

Carnes: nueva propuesta del Mercosur para destrabar el acuerdo con la UE

Baja sus pretensiones de 400.000 toneladas a 150.000. Francia, Irlanda y Polonia, los que más se oponen.
Negociaciones contra reloj entre la UE-Mercosur
Internacionales

Negociaciones contra reloj entre la UE-Mercosur

Pese a las diferencias por la carne, los bloques buscan un acuerdo antes de las elecciones de Brasil en octubre.
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
AGRITOTAL desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"