Turismo

La vuelta al mundo en arteBA

En su edición 2015, la feria muestra una cara cosmopolita con galerías, artistas, curadores, visitantes y compradores que llegan de todas partes para reunirse en La Rural hasta el domingo

Alemania, España, Francia, Holanda, Italia, Portugal, Suiza, Estados Unidos, Puerto Rico, México, Perú, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Venezuela y Uruguay. La hoja de ruta para recorrer arteBA 2015 se parece al itinerario de un viaje a Europa más un road trip por el continente americano. El mapa de las de las 81 galerías participantes es casi un planisferio que confirma la proyección internacional que está teniendo la tercera feria de arte más concurrida del globo, hasta la que vinieron a buscar obra el Guggenheim, Los Ángeles Country Museum of Art (LACMA), la Tate Gallery de Gran Bretaña y el Mali de Perú. Eso sin contar las adquisiciones nacionales por parte de museos de Buenos Aires, Mar del plata, Neuquén, Corrientes y San Juan. ArteBa es porteña, argentina y sobre todo latina, por sus caderas y por afianzarse como una de los eventos culturales más importantes de la región.

Una de las secciones multinacionales de la feria es Solo Show, donde Manuel Segade propone seis exhibiciones individuales de artistas de diferentes países. "Hoy las galerías son globales, así en este espacio tenemos un colombiano que expone en San Pablo, un gallego que reside y muestra en Berlín...el arte es un movimiento sin fronteras", expresa el curador que nació en La Coruña, se mudó a Róterdam y trabaja para Barcelona y Grenoble. Daniel Jacoby es uno de los jóvenes que integran el espacio de Segade, un limeño que vive en Amsterdam, con residencias en Japón, Suiza y Luxemburgo que hoy trae a Buenos Aires una pieza de video metanarrativa de la mano de la galería parisina Antoine Levi. "No hay razones geográficas ni de nacionalidad. Para mí el único criterio es que la pieza sea fulminante, elijo lo que me de un golpe en la espalda. Jacoby realiza una búsqueda interna en su propio trabajo", cuenta Antoine Levi la razón por la que le gustó este artista que toma su propio guión como una fuente desde la que concibe los tres lienzos impresos en xerigrafía y silicona más la instalación de cuerda de escalada.

Tres venezolanos que reinterpretan la abstracción geométrica desde diversos lenguajes están presentes en el área Principal de la feria en Carmen Araujo Arte. La galería de Caracas expone la pintura atmosférica de Juan Iribarren en óleos que captan la luminosidad de la ventana de su atellier neoyorquino; y la anti-estética doméstica de Luis Salazar que toma los iconos de la calle y la ciudad en materiales innobles como manteles de cocina, ganchos y trozos de PVC. Los mapas y postales ficticias grabadas en láser sobre papel de algodón de Daniel Medina "desconfiguran el paisaje, localizando al obelisco dentro del Monumental, plantando una palmera caribeña en un parador de la costa atlántica bonaerense, juntando a la casa Curutchet de Le Corbusier con la bombonera", describe Oriana Hernández, coordinadora de la galería.

300 impresiones digitales empapelan una de las paredes de Casa Sin Fin. Es un extracto de la serie de Daniel G. Andújar que la galería madrileña importó a Photobooth, la región de la fotografía en arteBa."Andújar no crea imágenes nuevas porque considera que hay una sobre-saturación visual. Retoma las que encuentra en el sistema Tor durante la investigación sobre el capital en Deep Web", explica Juan Luis López sobre las imágenes que revelan lo que sucede en el mundo marginal de la Internet profunda que no vemos. 

En el Barrio Joven, escena del arte emergente de América Latina, No Lugar viene desde Quito para montar un unipersonal de su coterráneo David Cevallos en dibujos, collage, pintura y objetos en papel. Es la zona de arteBA para acercarse a la movida creativa incipiente de las capitales sudamericanas y para imaginar que El extraño caso de Benjamin Button puede aplicarse a lo que sucede con arteBA. El año que viene la feria cumple un cuarto de siglo y está más contemporánea que nunca, rejuveneciendo (en la edad del público y de las obras) en cada edición.