Agricultura

El glifosato en tiempos de las posverdad

Para AAPRESID la autorización o restricción de los fitosanitarios en Argentina no está librada al azar o a la buena voluntad de las empresas.

24 Nov 2017

 A fines de 2016, el Diccionario de Oxford eligió post-truth (posverdad) como palabra del año. En junio de este año la Real Academia Española anunció que en diciembre de 2017 incorporará al diccionario la palabra posverdad, con grafía simple sin guión; cuya definición indica: "información o aseveración que no se basa en hechos objetivos, sino que apela a las emociones, creencias o deseos del público".

La posverdad suele ser definida más llanamente también como mentira emotiva, es decir, una creencia que niega los hechos, pruebas, evidencia científica y verdades racionales objetivas, mediante el filtro de las emociones humanas, con el apoyo de un potente aparato mediático y propagandístico. Las redes sociales y las comunicaciones con que contamos en la actualidad hacen el resto y actúan como caja de resonancia a toda esa comunicación que se retroalimenta indefinidamente.

Esta descripción genérica, convertida en situaciones reales que hemos visto hasta el hartazgo en los ámbitos políticos nacionales y globales; desde hace algunos años comenzó a impactar en cuestiones técnicas tales como el uso de ciertas tecnologías de selección botánica, animal o el uso de ciertos químicos.

Estas cuestiones, cuyas decisiones otrora quedaban circunscriptas a los ámbitos técnicos científicos con el aval de los Estados, sufren cada vez más la presión de sectores organizados y personalidades políticas que pretenden captar su voto.

El glifosato es presa de estos mecanismos, a pesar de que los más recientes informes de la European Chemicals Agency (ECHA); la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el Consejo Interdisciplinario Argentino (reunido en 2009 a tal fin); la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA); la Swiss Federal Office for Agriculture; la Belgian Federal Public Service Health, Food Chain Safety, Environment; el South African Department of Agriculture, Forestry & Fisheries; el German Federal Institute for Risk Assessment; la Australian Pesticides and Veterinary Medicines Authority y la Canadian Pest Management Regulatory Agency entre otros, dan cuenta de que no se hallaron correlaciones positivas entre el glifosato y el cáncer y que es seguro utilizarlo de acuerdo a las especificaciones que requiere el uso correcto del producto.

Además, en 2016 la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), ambos organismos de la ONU, expresaron que es improbable que el glifosato represente un riesgo carcinógeno para los humanos si se ven expuestos a él a través de los alimentos.

Es de hacer notar que Argentina cuenta con el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), que entre otras funciones, tiene la de controlar el cumplimiento de las normas técnico-administrativas referidas a la elaboración y/o formulación de productos fitosanitarios, fertilizantes y enmiendas utilizados para la producción agrícola y el control de plagas vegetales.

Es decir, la autorización o restricción de los fitosanitarios en Argentina no está librada al azar o a la buena voluntad de las empresas, sino que por el contrario, antes de autorizar un fitosanitario para su venta, deben cumplirse una serie de rigurosos protocolos técnicos y controles específicos. En mayo de 1996 el científico y cosmólogo estadounidense Carl Sagan, realizaba su última entrevista pública antes de morir y ya en ese entonces advertía el peligro que acecha a una sociedad fuertemente atravesada por la ciencia y la tecnología, en la que los decisores y sus decisiones no tomen en cuenta el conocimiento científico y tecnológico.

La posverdad (o mentira emotiva) respecto del glifosato, vino ganando espacio en la opinión pública, influyó en las decisiones políticas y hoy las palabras de Carl Sagan adquieren un tinte casi profético, que en hechos se traduce en consecuencias de alto impacto económico para nuestro país basadas en mitos, creencias y desinformación.

items relacionados
Prohíben en Rosario el uso del herbicida glifosato
REGIONALES

Prohíben en Rosario el uso del herbicida glifosato

El Concejo aprobó un proyecto de ordenanza que prohíbe su utilización.
Unión Europea vs Glifosato: ¿Decisión científica o ideológica?
Agricultura

Unión Europea vs Glifosato: ¿Decisión científica o ideológica?

El glifosato sigue de examen. Europa continúa sin ponerse de acuerdo sobre si renueva o no la licencia del herbicida más famoso.