ECONOMÍA

Los supermercados venden el kilo de carne un 21,6% más caro que las carnicerías

Un estudio de Abeceb muestra la evolución del costo de los bienes desde que salen del productor al precio final que paga el consumidor

18 Nov 2016

Con el fin de esclarecer mitos y realidad, la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), la entidad que nuclea a las principales cadenas comerciales de consumo masivo, presentó un estudio realizado por la consultora Abeceb que explica la formación del precio de cuatro bienes que son parte de la Canasta Básica.

La carne, la leche, los fideos y el detergente son los productos seleccionados para representar el conjunto de los bienes, que en su mayoría, están compuestos por: 39% de gastos de insumos, producción y comercialización, 31% de costos de logística y salarios, y el 30% restante se reparte entre impuestos y ganancia de los involucrados en la cadena de valor. Los precios corresponden a junio pasado.

Precio de la carne

La carne, según el informe, presenta una particularidad. Las carnicerías venden el kilo a $ 91,64, y los supermercados lo hacen a $ 111,43, un 21,6% más caro. La explicación, según dicen, se debe a factores estructurales.

Los integrantes de la cadena de producción de la carne en los supermercados son, en primer lugar, los productores ganaderos, un sector atomizado con 205.344 establecimientos y un stock total de 52.6 millones de cabezas. Luego, está la industria frigorífica, donde se calcula que hay 543 establecimientos faenadores. Finalmente, los canales comerciales se hacen cargo de la distribución final, que se reparte en un 75% de carnicerías y el resto, responsabilidad de los supermercados.

El productor ganadero vende a $ 26,56 el kilo vivo de carne vacuna. El frigorífico se encarga de faenar el animal, del cual de los 430 kgs que tiene aproximadamente la vaca se termina el proceso con 249,4 kgs. Luego, el kilo de carne media res (con el flete incluido) es vendido a los supermercados por $ 49,30, quienes se encargan de despostar el alimento; el producto neto es reducido a 174,6 kgs.

Finalmente, tras sumarle los costos del retail (sueldos, despostado y envasado, aportes y contribuciones) y el 10,5% del IVA, el precio al consumidor es de $ 111.43 por kilo.

Si bien la brecha entre el precio productor y el precio al público es semejante a la región, la Argentina es un 10% más cara. Los supermercadistas indican, sin embargo, que la diferencia no se traduce en mayor rentabilidad.

Precio de la leche

En la cadena de producción del sector lácteo son parte los tambos productores, donde las principales cuencas se localizan en Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos y La Pampa. Si bien existe una marcada atomización, en las últimas décadas se observa una tendencia hacia una mayor concentración.

En el sector industrial están las usinas de procesamiento, que se encuentran cerca de los tambos productores. Un 20% de la materia prima se destina a la elaboración de leche fluida y el restante es utilizado para la producción de quesos, yogures y leche en polvo, entre otros.

El litro de leche cruda es vendido por los tamberos a $ 4,10. La industria, luego de envasarla y distribuirla, vende cada sachet a $ 10,12. Finalmente, el precio final de góndola, con 21% del IVA incluido, es de $ 16,55.

Dentro de la composición del precio, la cadena láctea se destaca por la fuerte contribución de la mano de obra en los procesos asociados. Además, los costos de logística son mayores por las exigencias de tiempo y condiciones que tiene el producto.

Precio de los fideos

Dentro de la cadena de valor de los fideos, la producción primaria de trigo pan involucra alrededor de 30.000 productores. La molienda y la producción industrial está a cargo, en su mayoría, por las cinco empresas principales que concentran el 72% del mercado.

Los productores venden 0,67 kgs de trigo pan (equivalentes a 500 gramos de harina) a $ 1,74. A su vez, luego de procesar el grano, envasar el producto final y distribuir la mercadería, los supermercados compran cada paquete de fideos secos de 500 gramos a $ 5,40,

Finalmente, el precio final del consumidor por paquete, incluido el 21% del IVA, es de $ 12. Los supermercados tienen un margen de $ 0,65 por cada unidad vendida.

Precio del detergente

El principal insumo del detergente es el lauril eter sulfato de sodio, que es importado de Uruguay, Brasil, Alemania y China. Su valor es $ 8,30 por kilo importado.

Las compañías productoras adquieren el insumo a $ 9,59 y tras fabricar y empaquetar el limpiador, lo venden a los supermercados a $ 19,2 por botella de detergente concentrado de 600 ml.

Finalmente, el precio final de góndola del producto es de $ 40,2, incluyendo el 21% del IVA, y donde los supermercados obtienen un $ 1,7 de rentabilidad por botella. 

Más de ACTUALIDAD
¿Cuánta agua se utiliza para producir los alimentos que comemos?

¿Cuánta agua se utiliza para producir los alimentos que comemos?

El riego agrícola representa el 70% del uso del agua en todo el mundo. Por ejemplo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, un kilo de carne de vaca requiere 15.000 litros de agua.
Quién es Hernán Lacunza, el funcionario bonaerense que reemplazará a Dujovne
POLÍTICA

Quién es Hernán Lacunza, el funcionario bonaerense que reemplazará a Dujovne

El ex ministro de Economía bonaerense ocupa ya el lugar de Nicolás Dujovne en el Ministerio de Hacienda de la Nación. Lo confirmó el Presidente Macri, que le dio un guiño desde su cuenta de Twitter.
Por decreto, el Gobierno congeló el precio de los combustibles por 90 días
ECONOMÍA

Por decreto, el Gobierno congeló el precio de los combustibles por 90 días

Sin alcanzar un acuerdo con petroleras, el Poder Ejecutivo estableció que la tarifa no podrá superar la que estaba vigente el 9 de agosto.
Después de un julio glorioso, comenzará a licuarse el precio de la leche
ECONOMÍA

Después de un julio glorioso, comenzará a licuarse el precio de la leche

A partir de ahora comenzará a licuarse el precio de la leche debido a la súper devaluación, advierten desde el sector, a fines de una semana de incertidumbre.